5 comentarios en “Tu peor enemigo!

  1. Snejanka

    Comprobado. Todos los desastres que te inventas solo estan en tu crebro. Ya pensé que puedo dedicarme escribir guiones para peliculas de terror, tan bien que invento todo lo terrorifico.

    Reply
  2. Marta

    ¿Cómo podemos saber cuándo hay que hacer un cambio en los pensamientos y cuándo hay que hacerlo en la vida?

    Por ejemplo, en la pareja. Si elegimos estar con alguien a quien valoramos y con muchas virtudes pero la conversación con esta persona no nos apasiona, deberíamos cambiar nuestras creencias acerca de lo que es necesario en una relación o deberíamos dejar la relación y buscar a otra persona?

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      Hola Marta! Empezaría tratando de aceptar a mi pareja, con sus carencias. Incluso podría intentar mejorar la situación. Una vez hecho esto, valoraría si te compensa o no estar con tu pareja….pero ya no desde la exigencia sino la preferencia!

      Reply
  3. Mario

    hola rafael. Estoy pasando una situacion muy complicada. Tengo un trabajo superbueno que por fallos propios es muy facil que pierda, despues de muchos años realizandolo muy bien. Tengo 45 baños. Esto que compromete muchísimo la situacion economica social de mi mujer e hijos. No se si podre pagar la hipoteca colegio manutencion etc… No se como tirar adelante. Mis padres y hermanos me estan ayudando mucho psicologicamente pero no se si podre con esta situación de tenerme que poner a buscar trabajo a mi edad. Llevaba 20 años en ese puesto de trabajo y es muy específico. Me puedes dar algun consejo

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      Hola Mario. Yo trataría de enfocar el problema que comentas al menos de dos maneras:
      – Analizar que aspectos puedes mejorar en tu trabajo. Es posible que hayas empeorado en tu ejecución pero nada impide que puedas volver a trabajar como antes.
      – No exigirte. Puede ser que parte de tu empeoramiento se deba a la presión que te has ido poniendo. Es un circulo vicioso. Cada vez que te presiones lo haces peor y cada vez que lo haces mal te presionas mal. Y es cierto que puede haber consecuencias en tu vida. Pero acaso no podrías incluso tolerarlas? No sería la situación que tu querrías, sin duda, pero si decides aceptar lo que tenga que venir, confiar en que de una manera u otra saldarlas adelante, te sentirás liberado….y hasta podrás empezar a disfrutar de tu trabajo otra vez!

      Un abrazo!

      Reply

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

once − dos =

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes