Perfectamente imperfectos

¡No necesitamos ser perfect@s! Qué alivio…

Para empezar, las personas somos seres falibles por naturaleza. Tarde o temprano cometeremos algún error, posiblemente fracasaremos o tendremos alguna limitación por el motivo que sea. ¡Lo importante es que no es necesario machacarnos por ello!

La imperfección es lo que nos une como seres humanos. Es lo que nos hace personas. ¿Conoces a alguien que no cometa errores nunca? ¿Entonces por qué a veces nos lo exigimos a nosotr@s mism@s? A veces en nuestro trabajo, en los estudios, en relación con nuestro físico, como padres, madres o hij@s, incluso en nuestros momentos de ocio podemos llegar a exigirnos la perfección.
«¡Debo ser perfect@ o muy buen@ en lo que me proponga!» ¡Mentira! No hay ninguna obligación y meternos esa presión no nos sirve de mucho. Podemos vivir con la imperfección tal y como lo hemos hecho hasta ahora. Podemos permitirnos cometer errores, aceptarlos y aprovechar esa oportunidad para aprender de ellos si realmente nos apetece.

Somos seres humanos en constante cambio y mejora. En la medida que sigamos viviendo podemos aprender a hacer las cosas mejor como un reto saludable, como un juego para hacer la vida más interesante, pero no como una autoexigencia, necesidad o imposición.

Podemos jugar a ponernos guap@s, vestirnos con estilo, ir al gimnasio a ponernos en forma, podemos jugar a hacer mejor nuestro trabajo, a sacar buenas notas, a ser mejor en un deporte o hobby… Pero eso son extras en nuestra vida, adornos, pero nada indispensable para considerarnos personas valiosas de base, solo por el hecho de existir.

Somos perfect@s en nuestra imperfección. Somos suficientes. Tenemos lo indispensable ya para disfrutar de la vida. ¡Vamos allá!

Eduardo Sánchez
Psicólogo Colaborador del Equipo de Terapia de Rafael Santandreu

2 comentarios en “Perfectamente imperfectos

  1. Maria Victoria Rodrigo

    Ya he estado en dos ocasiones , en terapia con vosotros. No consigo estar como me gustaría. Quizá no lo se hacer…

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Buenas noches Victoria. Entendemos que en algunas ocasiones el proceso terapéutico es complejo, con altibajos, no siempre sigue la misma línea. A veces hay recaídas y éstas tienen que entenderse como parte del proceso, como las caídas de un niño que aprende a caminar. En cualquier caso estamos aquí para poder ayudarte si necesitas una revisión de tu caso y puedas avanzar.
      Un saludo

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes