Paurita

Hola amig@s!

Hoy os traemos un Cuento elaborado por paciente para comprender el fenómeno del miedo.

Abrazo

Paurita y yo, mi forma de relacionarme con el miedo.

Paurita, cuanto sufrimiento inútil me hubiese evitado si te hubiese conocido hace tiempo, si hubiese aprendido antes reconocerte, a identificarte, a ser tu amiga y a no asustarme de ti.

Ahora podemos ir juntas a donde queramos, incluso si algún día vuelves a inflarte a tope, no pasará nada, porque ya sé que vas a volver a desinflarte, como siempre.

M y yo teníamos programado un viaje a La Línea y yo decidí ir conduciendo. Desde hace tiempo no me había sentido capaz de hacerlo, ni siquiera acompañada, pues mi temor a conducir se había ido apoderando de mí cada vez más, limitándome poco a poco hasta llegar a distancias cada vez más cortas.

Solo ante la idea de hacerlo apreció Paura (Miedo), “Paurita” como yo la llamo cariñosamente, pequeñita, un poco inflada………….

La imagen que se me presento en mi mente fue como la de una especie de globo rojo con su carita, que se inflaba más y más a medida que yo me iba asustando. Su boca era  la boquilla del globo por la que salía en aire hasta llegar a deshincharse totalmente cuando llegaba la calma.

Pues bien, cuando me levanté al día siguiente volvió a aparecer y me hizo dudar de sí sería una buena idea intentar llevar yo el coche, ya que M podría haber conducido todo el trayecto, como venía haciendo siempre desde hace algún tiempo, desde que mi temor se había ido acrecentando cada vez más.

Finalmente decidí que íbamos a ir los tres, yo conduciendo y ella sentada en el regazo de M, en el asiento del acompañante. Le dije que podía ir allí durante todo el viaje y que yo mientras iba a hacer lo que me había propuesto (siempre pensando que en el momento que me encontrase muy mal le dejaría el coche a M).

Durante un buen rato fue con M pero, pero digamos que a medio inflar, no extremadamente gorda. Pusimos música y charlábamos M y yo cuando, más o menos a mitad de camino, me di cuenta de que P estaba en el suelo del coche, tirada a los pies de M, completamente desinflada!!!!!!

Magdalena Saenz

Psicóloga Colaborada del Centro de Terapia de Rafael Santandreu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes