Conviértete en un lago.

Un anciano maestro hindú, cansado de las quejas de su discípulo, le mandó una mañana ir a por sal. Cuando hubo regresado, le ordenó echar un puñado de sal en un vaso de agua y que se lo bebiese todo.
 
– ¿Qué tal sabe? –le preguntó.
 
– ¡Muy fuerte! –respondió el joven.
 
El maestro sonrió y, acto seguido, le dijo que echase la misma cantidad de sal en el lago. Los dos caminaron en silencio hasta allí y el joven tiró la sal en el agua.
 
El anciano, entonces, ordenó:
 
– Ahora bebe agua del lago.
 
– Y después de un largo trago, le preguntó:
 
– ¿Qué tal sabe?
 
– Mucho más rica y refrescante.
 
– ¿No notas la sal? –preguntó el maestro.
 
– No –respondió el discípulo.
 
El anciano se sentó entonces junto al joven, y con mucha ternura le explicó:
 
El dolor de esta vida es sal pura: ni más ni menos. La cantidad de dolor es la misma para todos, pero la amargura depende del recipiente donde lo metemos. Así que cuando experimentes dolor, lo único que tienes que hacer es ampliar tu compresión de las cosas. Puedes dejar de ser un vaso para convertirte en un lago.
 
Fuente: elagoradiario.com

Seré feliz cuando…

…cuando llegue el fin de semana, cuando tenga pareja, cuando me toque la lotería, cuando  termine la pandemia, cuando lleguen las vacaciones, cuando acabe mis estudios, cuando  me independice, etc.

¿Quién no se ha hecho estas afirmaciones alguna vez, sobre todo cuando nos sentimos estresados por una situación difícil?

Estas frases en alguna medida nos ayudan porque nos sirven de escape, nos permiten  proyectarnos a un tiempo futuro más fácil, a veces cercano (el fin de semana), a veces lejano e incierto;  nos recuerdan que lo malo también es transitorio y nos infunden esperanza. En estos casos concretos podrían estar animándonos a sobrellevar el presente, confiando en que la situación difícil terminará en algún momento y vendrán tiempos mejores.
(más…)

Envidia vs. Admiración

Al envidiar conectamos con nuestro complejo de inferioridad, y a veces puede resultar tan doloroso, que encontramos en ese alguien que ha conseguido eso que deseamos/envidiamos la mejor diana dónde canalizar nuestra frustración. La imaginación ya hará el resto a la hora de encontrar los motivos de crítica y juicio.

Cuando envidiamos, ponemos el foco en nuestras carencias, y creamos una autocrítica destructiva y limitante.

Cuando admiramos, ponemos el foco en los potenciales, generando una crítica constructiva y transformadora hacia una dirección de crecimiento.

Bernat Fisas
Psicólogo Colaborador del Centro de Terapia de Rafael Santandreu

Sinónimo de VIDA

El ser humano inmaduro piensa que todo lo que da problemas es incorrecto. Todo lo que le trastorna está mal y hay que evitarlo. Pero esa actitud es muy loca por muchas razones.
 
Primero, porque no puede ser. El universo no funciona así. Las emociones vienen y van.
 
Segundo, porque entonces no podríamos apreciar los momentos agradables y, simplemente, no existirían.
 
Tercero, porque no son malos: son experiencias interesantes y, en último extremo, también positivas.
 
Cuando estemos a punto de morir y repasemos nuestra vida, miraremos todo eso con simpatía y apreciación porque será sinónimo de <<vida>>.
 
Fuente: udep.edu.pe

¿Qué está bajo mi control?

Diferenciar dónde está el límite de nuestra influencia en el cambio es lo que determina cuando tus esfuerzos merecen la pena o cuando es sano retirarse con humildad y aceptación.

Creo que tenemos una gran capacidad para conseguir cambios en nuestras vidas, mucha más de la que nos pensamos. Aun así, los seres humanos tenemos limitaciones, ¡no podemos conseguirlo todo! Abarcamos hasta cierto punto y no podemos modificar muchos aspectos de nosotr@s mism@s, de los demás o de la vida. ¡Y lo más importante es que no lo necesitamos para ser felices!
(más…)

Aceptación de la realidad

“La vida es lo que te va sucediendo mientras estás ocupado haciendo otros planes
(John Lennon)

Si tuviese que elegir uno de los conceptos más importantes de la salud mental, elegiría sin duda la idea de la “Aceptación”.

Quizás nunca te hayas parado a pensar en este concepto, o más bien, tal vez no te hayas detenido a pensar qué significa realmente.

Considero que la aceptación es una de las mayores dificultades que solemos encontrar dentro de terapia y de la vida, porque la verdadera aceptación cuesta…y mucho.
(más…)

Los trastornos psicóticos

Los denominados trastornos psicóticos agrupan un conjunto de problemas de salud mental. Entre ellos se encuentra la conocida Esquizofrenia, pero también otros como el Trastorno Psicótico Breve o el Trastorno Psicótico Inducido por Sustancias. Los síntomas generales característicos son: (más…)

Mente grande y mente pequeña.

Según los meditadores, la <<mente grande>> es como un lago siempre calmo, enorme. Sin embargo, la <<mente pequeña>> se agita fácilmente y produce remolinos diminutos en esa superficie gigante que es <<la mente grande>>.
 
Nuestras emociones negativas son esos remolinos que podemos aprender a calmar. La clave es no identificarse con ellos. Colocarse en la mente del espectador (o <<mente grande>>) para que esa energía transite y se pierda con fluidez.
 
Las personas más fuertes y felices parecen tener una excelente habilidad para colocarse en la mente del espectador. Desde ahí, no le dan tanta importancia a las emociones negativas; crean una distancia para con ellas.

La paradoja de la felicidad

… Opino que la felicidad genuina consiste en la conciencia de la superación del infortunio. Sin una dosis de sufrimiento no se produce la felicidad en cualquiera de sus múltiples variantes. Ser feliz no es estar quieto siendo feliz. No hay un absoluto de la felicidad. No hay felicidad en sí. La felicidad es aquí y ahora. Estaba y ya no está, y por tanto uno a de suscitarla de nuevo si la desea disfrutar. […] El grado sumo de la felicidad no son, a mi juicio, el hecho venturoso, el instante de orgasmo, el deseo cumplido ni el orgullo satisfecho, aunque algo de felicidad reside en todo ello. A mi modo de ver, la felicidad se asemeja a aquello que escribió no me acuerdo qué novelista: el resultado, con consecuencias físicas y mentales altamente gozosas, de introducirse una piedra en el zapato, caminar un kilómetro soportando el dolor y, ¡Momento crucial!, descalzarse…
Fernando Aramburu
Los vencejos

Xabier Soto
Psicólogo Colaborador del Equipo de Terapia de Rafael Santandreu

No pienses en un limón grande y amarillo.

En el mundo de las emociones negativas, existe una máxima, que dice: <<Si lo rechazas, lo tienes más>>.
 
Es como escupir al cielo, intentar pegarle una paliza al oleaje del mar, darle un puñetazo a un espejo. ASI ES LA NATURALEZA DE NUESTRAS EMOCIONES NEGATIVAS.
 
Existe un ejercicio que se suele emplear en cursos de psicología para ilustrar este fenómeno rebote de los procesos mentales. Y consiste en lo siguiente: <<Te voy a pedir ahora mismo que no pienses en un limón. Por favor, No pienses en un limón grande y amarillo>>.
 
El resultado es que nadie puede sacárselo de la mente. No se puede evitar pensar en algo de forma activa. Si lo pruebas, se producirá el efecto contrario. Eso mismo sucede con las emociones negativas: los nervios, la vergüenza, la tristeza y demás.
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes