El puente

¡Hola amig@s!

Os invito a leer este cuento y a reflexionar sobre el orgullo, de cómo los pensamientos que nos llevan a sentir esta emoción, nos pueden interferir negativamente en las relaciones con las personas que consideramos importantes en nuestra vida:

Había una vez dos hermanos, Tomás y Javier. Vivían uno al frente del otro en dos casas de una hermosa campiña.

Por problemas pequeños, que al acumularse sin resolverse se fueron haciendo grandes con el tiempo, los hermanos dejaron de hablarse. Incluso evitaban cruzarse en el camino.

Cierto día llegó a la casa de Tomás un carpintero y le preguntó si tendría trabajo para él. Tomás le contestó: (más…)

La terapia para estar muy bien. No solamente para no estar mal

Hola amig@s!!

Os traemos un artículo muy interesante, esperamos que os guste.

Abrazo,

¿Recuerdas cuando deseabas tener lo que ahora tienes?

Como psicóloga en el Centro de Terapia Breve de Rafael Santandreu en Madrid, con frecuencia comienzo las terapias ejercitando la fortaleza de la gratitud. Es decir, preguntándoles a las personas que vienen a consulta qué les ha pasado bueno esa semana.

Esto no es incompatible con trabajar el malestar emocional que les trae a terapia (que es lo que priorizo) sino que es un ejercicio que nos lleva solo un par de minutos y que ayuda a la persona a tener una imagen más realista de su vida. No todos los días son buenos, no cabe duda; pero todos los días traen algo bueno. Decía Eduardo Galeano “no hay un solo día que no estemos al menos un minuto en el paraíso”. (más…)

Son necesarias?

Existen innumerables fuentes de bienestar, pero NINGUNA DE ELLAS ES ABSOLUTAMENTE NECESARIA. Darle demasiado valor a una de ellas haciéndola imprescindible es debilitarse a uno mismo porque, entonces, si no poseo el objeto deseado soy un desgraciado.

Eso que tú me das

Hola amig@s!!

Os dejamos una hermosa carta de agradecimiento de parte de nuestra psicóloga Silvia Borreguero a sus pacientes. Abrazo!!

Eso que tú me das.

Por todo lo que recibí
Estar aquí vale la pena
Gracias a ti seguí
Remando contra la marea […]

Y eso que tú me das
Es mucho más
Es mucho más
De lo que nunca te he pedido

(Pau Donés)

No he encontrado encabezado mejor para este post, que el título de la canción casi póstuma de Pau Donés (vuela alto, amigo). (más…)

Plenitud

Todos mis avatares -goces y adversidades- serán aventuras con las que crecer y hecerme más fuerte y feliz. Hasta la enfermedad será un camino más hacia la plenitud.

Fuente: tripadvisor.com

¡Hola tristeza! ¡Adiós Tristeza!

Hola amig@s!!

Hoy os traemos un texto muy interesante sobre la tristeza en tiempos de Covid.

Abrazo,

En el transcurso de este confinamiento debido al COVID 19 ha podido hacer acto de aparición la tristeza. Hay una forma de tristeza que tiene que ver con situaciones que no podemos controlar y que suponen algún tipo de pérdida de nuestro día a día. Para vivir esta etapa de manera más serena es conveniente entenderla como una emoción necesaria, aunque pueda parecer intolerable porque nos va a ayudar a adaptarnos a una nueva realidad.

La tristeza, como el resto de las emociones es una emoción adaptativa, cuando se hace presente nos podemos sentir vulnerables pero también nos ayuda a conectar con esa parte interna que solemos rechazar porque representa sufrimiento. Es adaptativa porque si la vamos aceptando gradualmente puede dejar paso con el transcurso del tiempo a otro tipo de emociones más serenas. (más…)

Desapego

Fuente: pinterest.com.mx

Necesititis.

La necesititis es una de las principales fuentes de neurosis. En realidad, ser débil a nivel emocional es siempre una consecuencia del hecho de necesitar en exceso. Por eso, una de las estrategias más eficaces para sanar es reducir las necesidades. Una de las mejores formas de llevar a cabo este ejercicio de reducción de necesidades es la visualización.
 
El ejercicio de poder estar cómodo a nivel emocional en esas situaciones negativas sólo podemos realizarlo si transformamos nuestras creencias irracionales, si nos despojamos de la necesidad de que nos traten bien, de tener empleo o de estar acompañado. El ejercicio nos fuerza a <<pensar bien>> (y, por lo tanto, a sentir bien).
Fuente: twitter.com

Casa del libro

Carpe Diem

El objetivo del diálogo interno es controlar el mundo externo. Cuando no nos gusta lo que sucede, lo verbalizamos, lo juzgamos, nos lamentamos y decidimos qué hacer al respecto. Y esto nos hace sentir más seguros.
 
Pero tanta prevención, tanta rumiación, tanta proyección en el futuro… acaba siendo una maldición porque nos impide disfrutar del presente y nos vuelve seres obsesivos y temerosos.
 
En principio, el diálogo mental actúa como un mecanismo de protección, de defensa, pero acaba siendo un loco generador de miedos, contradicciones y confusión.
  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes