Imposición versus Persuasión

La imposición y la exigencia ofrecen muy malos resultados. Y eso sucede porque cuando detectamos que nos quieren imponer una idea, nuestra mente lee: «¡Atención, se quieren aprovechar de nosotros!».
 
La imposición nos pone en guardia de forma automática, directamente en contra.
 
Y las pocas veces que la «exigencia» funciona, deja al vencido con un ánimo muy contrariado. Además, la «imposición» no es motivadora.
 
Por lo tanto, seamos objetivos:
-La imposición (entre adultos) da unos resultados muy pobres.
-Daña el buen ambiente.
-Y no promueve cambios entusiastas y a largo plazo.
 
Por eso es tan importante aprender a «persuadir», convertirnos en expertos «vendedores» de ideas: ¡hermosas, constructivas, felices!
 
De hecho, creo que ninguna sugerencia debería carecer de estas tres características:
-Plantearse como hermosa.
-Ser constructiva.
-Encuadrarla en un ámbito de felicidad.

Persuasion word cloud shape concept

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

4 × 1 =

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes