¡Hola tristeza! ¡Adiós Tristeza!

Hola amig@s!!

Hoy os traemos un texto muy interesante sobre la tristeza en tiempos de Covid.

Abrazo,

En el transcurso de este confinamiento debido al COVID 19 ha podido hacer acto de aparición la tristeza. Hay una forma de tristeza que tiene que ver con situaciones que no podemos controlar y que suponen algún tipo de pérdida de nuestro día a día. Para vivir esta etapa de manera más serena es conveniente entenderla como una emoción necesaria, aunque pueda parecer intolerable porque nos va a ayudar a adaptarnos a una nueva realidad.

La tristeza, como el resto de las emociones es una emoción adaptativa, cuando se hace presente nos podemos sentir vulnerables pero también nos ayuda a conectar con esa parte interna que solemos rechazar porque representa sufrimiento. Es adaptativa porque si la vamos aceptando gradualmente puede dejar paso con el transcurso del tiempo a otro tipo de emociones más serenas.

Las emociones han evolucionado para ayudarnos a adaptarnos a sobrevivir, pueden llegar a ser incómodas pero son señales que hemos desarrollado para la adaptación a este mundo. Son mecanismos que han evolucionado para ayudarnos a adaptarnos a lo largo de la evolución del ser humano.

Actualmente estamos rodeados por creencias que nos exigen ser felices siempre y en todo momento. Para poder ir hacia una vida feliz es interesante ir asimilando que la pérdida forma parte de la vida.

Para poder aceptar y transitar en ella estaría bien darnos permiso para tener espacios donde poder expresarla, trascender el dialogo interno que conllevan pensamientos muy negativos, y debatir de manera realista la información que nos llega del exterior para no alimentar más los pensamientos recurrentes sobre la situación.

Lo que podemos hacer, y aquí diferenciamos lo que está en nuestra mano y lo que no, es reconocer la tristeza y actuar de manera regulada para reducir su impacto y generar soluciones. Asimismo, es conveniente explorar la posible causa de ese estado de tristeza.

Nos podemos permitir estar tristes, esto es sano. Escucharla y ver que nos quiere decir puede ser un agente movilizador de cambio con el que se puede activar la búsqueda de nuevas alternativas y el cambio de valores caducos. Por ejemplo, si nos sentimos tristes porque estamos solos, esa tristeza nos puede ayudar a buscar alternativas de solución a la soledad. Las emociones transitan, se mueven y puede llegar un momento que no sea tan intensa cuando adoptamos otra mirada hacia lo que nos ha producido el malestar.

Cuando afrontamos la tristeza no significa taparla o rechazarla, significa afrontarla tal y como llega y tomar las medidas para poder seguir adelante renunciando progresivamente a lo que hemos perdido y asimilándola de manera gradual como una nueva etapa de vida.

Para poder ser felices con una vida llena de sentido es conveniente aceptar que el malestar forma parte de la vida, e ir incorporando todas las emociones que van aflorando. En la vida van apareciendo dificultades, y la felicidad está en cómo voy gestionando esos malestares ¿Cómo puedo vivir en este mundo imperfecto, pero lleno de posibilidades fantásticas? El paso a seguir es identificar la emoción; ¿Qué estoy sintiendo? ¿Qué podría hacer al respecto?

La tristeza es una emoción natural que puede aparecer ante una pérdida. Es natural que las personas nos sintamos tristes en algunas ocasiones, el problema radica cuando el estado de tristeza se vuelve intenso y duradero, conduciendo a la persona a la depresión. En el caso de que el sentimiento perdure en el tiempo o nos influya de manera significativa en nuestro día a día es adecuado buscar ayuda profesional.

Desde aquí quiero manifestar mis más sentidas condolencias a aquellas personas que han tenido alguna pérdida en sus vidas. Y también rendir un homenaje en recuerdo de aquellas personas que ya no están entre nosotros.

Ánimo y Fuerza! Entre todos podremos seguir adelante!

Antonia Urrea

Psicóloga Colaboradora del Centro de Terapia de Rafael Santandreu.

10 comentarios en “¡Hola tristeza! ¡Adiós Tristeza!

  1. Ana Maria

    Acabo de oir un Video de Rafael con Anne, hablando de la ansiedad.
    Yo tengo un trastorno ansioso depresivo hace 20 años y nunca he pensado q me podia curar. Voy a un sicologo a un psiquiatra peto no puedo dejar la medicacion.
    Me ha extrañado que digas q se cura

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Hola Ana María, gracias por tu mensaje.

      Claro que se puede curar, ábrete a esa opción, persevera en tu tratamiento, sé optimista y aplica la metodología adecuada. Los hay que tardan más y los hay que tardan menos, pero la ansiedad tiene salida. No te rindas, sigue leyendo y practicando terapia cognitivo-conductual.

      Abrazo!!!

      Reply
  2. PABLO

    Hola Rafael, muchas gracias por tu ayuda!! a la distancia desde Argentina con tus libros estoy sobrellevando momentos difíciles, y los libros son grandiosos, un abrazo

    Reply
    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu Post author

      Hola PABLO!

      Gracias por tus palabras!! Me alegra que te gusten los libros. Mucho ánimo en estos momentos difíciles. Ya verás que aplicando con insistencia los conceptos que puedes aprender en los libros, los momentos complejos se vuelven más ligeros.

      Un gran abrazo

      Reply
    1. Belén

      Yo me he leido todos los libros de Rafael. Me han abierto un poco la mente pero sigo tomándome las cosas muy a pecho y me dan pánico las enfermedades propias y ajenas. Vivo en continuo estado de peligro…Le dije a un psiquiatra que me mandara a un psicólogo…su respuesta fue que no, que esa era mi forma de ser, preocupona, pero me resigno a creerlo porque para mí no es una opción vivir en continuo miedo.

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes