Envidia vs. Admiración

Al envidiar conectamos con nuestro complejo de inferioridad, y a veces puede resultar tan doloroso, que encontramos en ese alguien que ha conseguido eso que deseamos/envidiamos la mejor diana dónde canalizar nuestra frustración. La imaginación ya hará el resto a la hora de encontrar los motivos de crítica y juicio.

Cuando envidiamos, ponemos el foco en nuestras carencias, y creamos una autocrítica destructiva y limitante.

Cuando admiramos, ponemos el foco en los potenciales, generando una crítica constructiva y transformadora hacia una dirección de crecimiento.

Bernat Fisas
Psicólogo Colaborador del Centro de Terapia de Rafael Santandreu

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes