Como vencer a los celos (Parte 2: que hacer después de los episodios)

Hola amig@s!

Esta es la segunda parte del articulo que os presentamos la pasada semana, veremos como actuar después de un episodio de celos.

Un abrazo,

Hemos hablado de qué actitud debes tomar antes de comenzar a aplicar las técnicas de gestión de los celos, así como qué puedes hacer en las situaciones en las que te ves secuestrado por esta perturbación emocional. Pero también es adecuado hacer un autoanálisis después de cada episodio de celos. No hay que quedarse solo con intentar gestionar ese momento de celos y en darse cuenta de que disponemos de herramientas y de un margen de maniobra. También hay que analizar por qué te sientes de esa manera, ver qué se activa en tí, cuáles son tus miedos y cuáles son tus pensamientos irracionales que entran en juego en esas situaciones. Por ello, es interesante aplicar estas dos consideraciones:

1) Dedica un tiempo para la introspección, para el autoconocimiento, una vez ya estés más calmado, reubicado de nuevo en tu centro y en tu equilibrio emocional. El objetivo es llegar a comprender por qué te alteran tanto esas situaciones y darle más cabida a tu parte racional -que ya sabe de antemano que esas situaciones no son de por sí como para alterarse así-. Por lo tanto, una vez haya pasado ese momento de activación emocional por celos, responde a las siguientes preguntas (se recomienda responderlas manuscritamente) teniendo en mente la situación de perturbación emocional vivida:

  • ¿Qué significa para mí lo que ha pasado?” Con el fin de dar un significado más racional.
  • “¿Estoy seguro al 100% de la interpretación que he dado?, ¿puedo asegurar que eso que interpreté fue así?” En la mayoría de las ocasiones no lo podemos asegurarlo absolutamente.
  • ¿Por qué es tan terrible para mí esto que ha sucedido?”
  • “¿Qué dice lo que ha ocurrido sobre mí?”
  • “¿Qué activa en mí lo que ha sucedido?” A veces, los episodios donde se proyectan los celos activan heridas internas que no están resueltas, quizás porque te estás comparando con otra persona que despierta los celos, por ejemplo: con el compañero o compañera de trabajo de nuestra pareja, o bien con ese amigo o amiga de la infancia de tu pareja que considerabas mejor que tú, y que pone sobre relieve lo que tú crees que no tienes o nunca podrás alcanzar, etc. Toma contacto con lo que está removiendo dentro de tí, porque quizás, a partir de sanar esto que no está resuelto, puedes encontrar una solución para que se desactiven las perturbaciones emocionales por los celos.

La respuesta a estas preguntas te aportarán más perspectiva y te permitirán superar tu parte irracional, la cual instiga tu faceta celosa, además de ayudarte a desarrollar, más aún, tu parte racional.

2) Empieza a crear tu proyecto de vida y ocupa tu tiempo en tí. Dedicar tu tiempo libre a prestar atención a los temas que suscitan los celos es un factor que puede entrar en juego en los problemas de celotipia. Una cuestión interesante que podrías hacerte, en esta línea, es analizar en qué estás ocupando tu tiempo. En ocasiones, sufres celos recurrentemente porque dispones de tiempo sin ocupar, o el poco que tienes lo estás invirtiendo íntegramente en prestar atención a los temas de los celos. Debes analizar si te estás centrando demasiado en el ámbito de la pareja y, por tanto, descuidando, a su vez, las otras parcelas de la vida, en las que podrías realizar actividades más acordes con satisfacer tus gustos, tus pasiones y preferencias; “¿qué cosas te gustaban hacer antes, que has dejado de hacer?, ¿por qué no las recuperas?”; empieza a crear tu proyecto de vida, como persona individual, más allá de tu proyecto como pareja; cuestiónate “¿cómo sería ese proyecto de vida?”.

Ten en cuenta que retomar tu propio proyecto de vida y recuperar lo que te gusta implica en muchas ocasiones incomodidad, esfuerzo, momentos desagradables, tentación de desistir, de dejarlo para más adelante, postergarlo, etc. Pero ten en cuenta que podrás apreciar cómo tu relación de pareja mejora cuanto más tiempo emplees en tí mismo, y menos inviertas en darle vueltas a los asuntos de los celos. Se trata de un esfuerzo que merece realmente la pena.

Si aplicas correctamente estas técnicas, verás cómo empezarás a reaccionar de otra manera ante las situaciones en las que sueles padecer los celos. En vez de sentirte víctima de todo este secuestro emocional, que promueven tus juicios y evaluaciones irracionales de la situación, observarás cómo puedes empezar a sentirte mejor y a tener una relación diferente.

 

Claudio M. López Mora

Psicoterapeuta colaborador del Centro de terapia breve de Rafael Santandreu.

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

quince + 13 =

Las siguientes reglas del RGPD deben leerse y aceptarse:
Este formulario recopila tu nombre, correo electrónico y e contenido para que podamos realizar un seguimiento de los comentarios dejados en la web. Para más información revisa nuestra política de privacidad, donde encontrarás más información sobre dónde, cómo y por qué almacenamos tus datos.

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes