Aquí se acabó la debilidad emocional!

Las personas nos perturbamos siempre porque lamentamos algo que sucede (o podría suceder). Estamos de mal humor porque nos duele la espalda o dudamos del resultado de un examen.

Pero, en realidad, la perturbación emocional no es producto del dolor o del suspenso… sino de la necesidad imperiosa de estar libre de dolor o de la obligación de aprobar el examen.

Dicho de otra forma, el malestar procede de la incapacidad de ver que podríamos estar genial sin librarnos del dolor y sin aprobar la asignatura. ¡Eso son sólo nimiedades!

Por lo tanto, lo que nos perturba emocionalmente son siempre necesidades absurdas a las que no queremos renunciar.

¡Podemos renunciar a todo, podemos ser felices sin nada! Aquí se ha acabado la debilidad emocional.

Fuente: directivosygerentes.es

2 comentarios en “Aquí se acabó la debilidad emocional!

    1. Rafael SantandreuRafael Santandreu

      Muy buenos días,

      En primer lugar, agradecerte la confianza en nuestro equipo, para hacernos llegar esta delicada e importante consulta.
      Cabe destacar, que des del rol que ocupas en esta situación, tu mejor herramienta de ayuda, es ser una fiel acompañante a todos los momentos y estados por los que pase tu amiga. Desde la aceptación incondicional, el apoyo y el amor.
      Dicho esto, especificar, que tu amiga se encuentra en una situación que para “ayudar” desde una perspectiva terapéutica, requiere una exploración con más detalle, por un/a profesional especializada en esta temática. Ya que es un tema delicado y sensible, y cada caso lo acompañan muchos detalles y contextos que precisan de un trato personalizado. En nuestro equipo, tenemos grandes profesionales formados en este tema, y con una larga experiencia. Nos ponemos a vuestra plena disposición para empezar un proceso terapéutico que le permita a tu amiga, tener muchas más herramientas para gestionar de una forma más sana y adaptativa esta situación en la que se encuentra. Hay muchas mujeres, que partiendo de este mismo escenario, lo han conseguido. Somos testigos de ello.

      De nuevo, muchas gracias por la confianza en nuestro gran equipo, y restamos a vuestra plena disposición, encantados de recibir vuestra llamada.

      Un cordial saludo.

      Reply

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

  • Libros recomendados

  • Artículos publicados por mes